POEMA DE ÓSCAR DE BALTODANO

Quien permanece en el amor permanece en él.

Confundes mi aturdido corazón,

y me recuerdas la vocación de mi contradicción.

Él mismo es una contradicción

verdadero Dios y verdadero hombre.

Apareces

como un rito salvaje

que nace de del misterioso abismo

dando carne

a la fuente del amor inmaterial.

 

Mi humanidad aturdida

mi corazón confundido.

Déjame pensar una vez más

déjame pensar

que soy pobre disfraz para amarte,

entre su risa burlesca.

 

Pasaremos la noche tocándonos el alma.

Que el corazón

confunde su misterio

con nuestra capacidad de darnos.

Cada risa y cada gesto

que recíprocamente se reciben

desviado por su fuerza a él vuelve,

eunucos por el reino.

 

Oh mi costilla escindida.

 

Volveremos a unirnos

en el tiempo y en el espacio

en cada latir de su corazón incandescente,

y aunque mi pobreza

reclama tu presencia

es conveniente

estar en disposición de separarnos

para volver a unirnos.

 

Y mi soledad

quiera calmarse

con tu mirada

debes partir hacia Él,

amarnos en su figura.

Cae la noche y me enfrento

nuevamente a mi propio abismo,

enciendo otro cigarrillo

que se consume

como mi propio corazón

dejarte partir

ese será mi sacrifico de entrega

Inmolándome.

¿Por qué entonces la humanidad entera se ha olvidado del amor?

 

Como la hostia santa e inmaculada

amaremos sin miedo

a pesar de la

enfermiza inteligencia.

 

Nos amaremos en sacrificio,

libres del mundo y de los hombres

y nada,

y nada podrá detener el fluir de nuestro amor

liberados de los barrotes de la carne.

 

Claramente imperioso

es exponer

nuestra propia angustia existencial

inventar

nuestro remedio

sin más ayudas.

 

Reintegrar el amor a sus orígenes

el antiguo y primordial amor que nació

en el silencio del principio.

 

Ahora todo está consumado.

La hora del amor ha llegado

el misterio del corazón

que toma su forma

y se entrega

a la profunda contradicción de su existencia.

 

Te conozco

porque te amo

he amado porque

te conozco

tú eres la fuente de mi existencia.

 

La realidad de la dimensión en la que existo.

 

O.D.B

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s